K-Beauty

Cosmética coreana paso II: Exfoliación

Bueeenos días y bienvenidos una semana más al blog! Hoy os traigo el segundo paso de la rutina coreana: la exfoliación, ¿empezamos?

La exfoliación es uno de los pasos básicos de la rutina coreana, pero aunque es básico no tiene que hacerse todos los días, todo depende del tipo de piel que tengamos y de nuestras necesidades.

Pero, ¿qué es la exfoliación? Pues es un proceso a través del cual eliminamos las células muertas de nuestro rostro y así conseguimos tenerlo más luminoso y con un tono más uniforme (ayudamos a que marcas y manchas de nuestra piel se vayan con mayor rapidez) Y una vez que os he explicado es importante que sepáis que hay dos tipos de exfoliación:

  • Física/mecánica: es la que probablemente todos conozcamos, un gel o crema con partículas de azúcar, sal, trozos de semillas o cáscaras (hay mil exfoliantes y mil opciones en el mercado) que al aplicárnoslo con un suave masaje por el rostro “rasca” y deja la piel suave y brillante.
  • Química: como su nombre indica, es un producto en cuyos componentes hay químicos que nos ayudan a descomponer y eliminar la piel muerta de nuestro rostro. Según el libro de El arte coreano del cuidado de la piel en los exfoliantes químicos coreanos se utilizan dos tipos de ácidos: AHA (alfahidroxiácidos) y BHA (betahidroxiácidos) En mi caso, al tener la piel mixta, los que más me convienen son los BHA, ya que están más indicados para pieles grasas o que suelen tener brotes de acné, el ácido BHA que seguramente todos conoceréis es el ácido salicílico.

Es importante que sepáis que no conviene abusar de los exfoliantes, pero especialmente de los químicos…ya que un uso excesivo o mezclarlos con otros ingredientes agresivos puede dañar y/o resecar nuestra piel. Dicho esto, ¿cada cuánto nos exfoliamos? Depende de vuestro tipo de piel y necesidades. En mi caso, me gusta exfoliarme 2 veces por semana: una exfoliación física y otra química con estos productos:

Exfoliante de vitamina C de Natur nua (18 €, precio de feria): Este exfoliante lo encontré en la Salon Look hace dos años y todavía me dura. Tiene naranja dulce y vitamina C, lo que ayuda a una regeneración más rápida de la piel. Aunque sea facial y corporal, personalmente lo uso sólo como exfoliante facial (como exfoliante corporal tengo mi esponja de luffa 😉) No tiene un grano grueso ni fino, diría que es medio…y no es muy agresivo con la piel, aunque se puede notar cómo rasca; me gusta mucho y seguramente cuando vuelva a la Salon Look lo vuelva a comprar (y rápido, porque vuela)

Aloe BHA skin toner de Benton (21.95 € en Miin): actualmente no tengo ningún exfoliante químico, este tónico es lo que más se le acerca, ya que en su composición tiene un 0.5 % de ácido salicílico. Es un tónico indicado para pieles sensibles o con acné; y deja la piel muy suave y fresca. Al ser un “exfoliante químico” no me gusta aplicarlo después de hacer una exfoliación mecánica, suelo esperar uno o dos días después de exfoliarme físicamente y lo aplico después de la doble limpieza (como un tónico corriente cuando no me exfolio)

Importante! Los exfoliantes físicos se aplican con un suave masaje insistiendo en las zonas problemáticas, o donde más pellejitos tenemos y posteriormente los retiramos suavemente con agua para pasar al siguiente paso. En el caso de los exfoliantes químicos no se retiran, simplemente esperamos a que se seque el producto y seguimos con nuestra rutina normalmente.

Y esto ha sido el segundo paso de la cosmética coreana! Espero que os haya gustado, que os haya resultado útil y que os haya aclarado dudas! Nos vemos en el siguiente paso de la rutina coreana: la mascarilla limpiadora. Un paso que personalmente me gusta hacer en una rutina de domingo (que no tenemos tantas prisas) en el día a día no lo suelo hacer, a no ser que sea por la noche, pero ese es otro tema! Que me lío jijiji y por cierto! no olvidéis seguir vuestras rutinas de mañana y de noche toooodos los días, que estaremos en cuarentena, pero no debemos dejar de cuidarnos en todos los aspectos 😊

Nos vemos muy muy pronto!

Un beso! (=