K-Beauty

Cosmética coreana paso III: Mascarilla limpiadora

Bueeeenos días y bienvenidos una semana más al blog! Hoy seguimos con los pasos de la rutina coreana, y qué mejor que el fin de semana para contaros este paso, ¿empezamos?

Bueno, pues hoy os traigo un paso que normalmente nos solemos hacer los fines de semana por falta de tiempo: las mascarillas limpiadoras. Actualmente hay mil tipos de mascarillas y en diferentes formatos: tela, gel, arcilla…pero el fin es el mismo: realizar una limpieza profunda de la piel.

Siguiendo los pasos del libro de Miin el paso de la mascarilla limpiadora se realiza después de la doble limpieza, una o dos veces por semana (dependiendo de las necesidades de cada uno) Y con el fin de realizar una limpieza más profunda, esto nos viene muy bien a todos pero sobre todo a los que tengamos piel mixta o grasa, con poros dilatados y puntos negros, ya que nos ayuda a eliminar el exceso de sebo y a evitar la aparición de granitos.

Como ya os he dicho, es un paso que, como la exfoliación, no se realiza todos los días: 1 o 2 veces por semana según la necesidad; personalmente intento que la exfoliación no coincida con la mascarilla limpiadora. Ahora bien, ¿qué mascarilla limpiadora recomiendas? Personalmente tengo dos tipos de mascarillas: las de arcilla (de esas os hablaré en otro momento) y las de burbujas, de las que os hablo en 3, 2, 1…

¿Qué son las mascarillas de burbujas? Son un tipo de mascarillas coreanas que han causado furor; básicamente son las típicas mascarillas de tela, de un solo uso empapadas en producto (al menos las que uso yo, puede que haya mascarillas de burbujas en otro formato…pero de momento no lo conozco) Lo interesante de estas mascarillas son que uno de sus principales compuestos es agua carbonatada, como la de los refrescos, y al aplicarla empiezan a formarse burbujitas, que te cosquillean y te limpian la piel en profundidad de una manera muy agradable.

La que suelo usar es esta Poretox Fruit Soda Bubblemask de Berrisom (3.25-3.29 €, Miin y Maquillalia) ¿Cómo se utiliza? Después de realizar la doble limpieza, retiro el exceso de agua del rostro, dejo la piel húmeda que no mojada, y a continuación me pongo la mascarilla y la dejo actuar durante 10-15 minutos. En ese tiempo la mascarilla empieza a crear burbujas que empiezan a cosquillearnos la cara; una vez que pasa el tiempo de uso, retiro la mascarilla y con lo que queda de producto en la cara me hago un pequeño masaje haciendo hincapié en las zonas donde tengo más tendencia a poros dilatados y puntos negros: nariz y barbilla.

A continuación retiro el producto, me lavo la cara con agua y sigo con la rutina normalmente. ¿Funciona este tipo de mascarillas? En mi caso, noto cómo limpia los poros más superficiales, pero los puntos negros más profundos no los llega a sacar del todo, se necesita un poquito más de ayuda, aunque con el agua tibia de la doble limpieza y este producto, los poros quedan dilatados como para “atacar” a esos puntos negros rebeldes. Luego con agua fresca y el tónico ya nos encargaremos de cerrar los poros, pero para ser una mascarilla de burbujas tengo que deciros que hace su función bastante bien.

Y esto ha sido todo por hoy! Espero que os haya gustado, os haya ayudado y os haya entretenido; próximamente seguiremos con el siguiente paso de la rutina coreana: el tónico.

Nos vemos muy, muy pronto!

Un beso! (=

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s