Blistex Protect Plus

Bienvenidos una semana más al blog!! Bueeeno, pues ya estamos en diciembre y oficialmente en temporada navideña…hay que ver cómo pasa el tiempo!! Y a pesar de este tiempo tan raro que tenemos oficialmente estamos en época de frío…y con el frío llegan los labios cortados y dolorosos, ahí es donde entra la review de esta semana, ¿empezamos?

Bueno, los que me sigáis sabréis que se me acabó mi Carmex hace un mes aproximadamente…y en vista de que los labios empezaban a agrietarse marché en busca del Carmex pero, oh inesperado giro del destino! En Primor no quedaba Carmex que no fuera de cereza o fresa…y como prefiero un cacao sin olor añadido me decidí a probar algo nuevo, ahí es donde entra el factor Blistex.

Había oído hablar muy bien de la marca y al ver las muchas versiones que tenían me decidí por el Blistex Protect Plus. Os copio sus propiedades fundamentales:

“Mantiene la hidratación en ambientes secos. Hidrata y alivia los labios resecos y agrietados”

IMG_20161206_195629[129].jpgHasta aquí todo bien, pero por la parte trasera estaba escrito lo que me decidió a comprarlo, habla de cinco ingredientes especiales que proporcionan una defensa sin igual contra la sequedad, el sol, el calor, viento, frío…los elementos de la naturaleza en resumidas cuentas:

“La glicerina mantiene la humedad frente ambientes secos

La candelilla ayuda a formar una barrera contra el viento

El aceite de germen de trigo proporciona hidratación a los labios resecos

El aceite de caléndula alivia los labios agrietados por el frío

Contiene FPS 30 para proteger los labios de los rayos UVB solares”

Parece que pinta bien ¿verdad? Además como más datos técnicos os diré que el envase cuenta con 4.25 gr de producto y que me costó, como siempre en Primor, 2 euros de nada.

Y empezamos con la parte práctica! También tengo que contaros que el cacao huele muy muy bien, algo dulce como la caléndula. Pues después de todo esto me lo puse esperando tan buenos resultados como leí de la marca…y me lleve un graaan chasco.

Para empezar al aplicarlo deja los labios más blanquecinos que nuestro tono natural, como algunos cacaos protectores que se echan los esquiadores…aunque no tan exagerado 😉 Bueno, no me pareció importante ya que con un poquito de lápiz labial o pintalabios sin más todo se arregla así que seguí adelante, peeero los resultados a corto y largo plazo me terminaron de convencer de que no me gustaba.

A corto plazo, a parte de los labios blanquecinos, deja la sensación de labios un poco pegajosos y la sensación de hidratación se va al cabo de un rato…ahí es cuando los labios empiezan a resecarse y nos vemos obligados a aplicarnos más producto constantemente, más o menos cada hora/ hora y media.

A largo plazo aparte de una constante sequedad en los labios nos levanta pellejitos y creedme cuando os digo que después de exfoliar los labios no consigo eliminarlos, de hecho actualmente he vuelto a utilizar Carmex desde hace unos días y continúo con los labios un poco deshidratados (cada vez menos) y aún quedan vestigios de pellejitos, pero con la exfoliación (sin pasarse, eso sí) van desapareciendo sin prisa pero sin pausa.

Así que después de comprobar que no cumple con nada de lo que promete, exceptuando el factor de protección solar, toca hacer las preguntas: ¿lo recomiendas? ¿volverías a comprarlo? ¿qué nota le pones? Pues os cuento: no lo recomiendo en absoluto y tampoco lo volvería a comprar…siendo sinceros: quién quiere acabar con unos labios secos, blanquecinos y pellejosos?? (yo desde luego nunca más 😉 )

¿Y la nota? Pues le doy un 2 de 10, por el olor tan agradable que tiene y por el factor de protección tan alto que tiene (para ser un cacao, claro está), lo que sí se merece es que lo meta en mi sección de decepciones, que ya está dentro. Y eso ha sido todo por hoy!

Espero que os haya sido de utilidad y que, a pesar de todo lo malo, os haya gustado; nos vemos muy muy pronto!

Un beso! (=

Anuncios

Sacando el máximo partido al cacao

Buenos días y bienvenidos una semana más a este mi blog!! Hoy os traigo un truqui del almendruqui para aprovechar vuestros cacaos/vaselina en formato labial. ¿Cuántas veces no nos habrá pasado que se nos ha acabado el cacao y no lo podemos aprovechar al máximo porque el topecillo que impide que se nos caiga nos impide sacarlo del todo? A mí por lo menos muchas muchísimas, con el consecuente disgusto de tirar producto que queda por no poderlo aprovechar, sobre todo si el producto es bueno.

Bueno, pues si queréis ver como sacarle el máximo partido poneros cómodos que empezamos!! Seguir leyendo

¿Labios cortados en invierno? Nunca más!

Aunque a las fechas que estamos aún no hace frío, una de mis mayores preocupaciones durante
el invierno son los labios cortados, ¿quién no ha acabado con los labios agrietados y llenos de pellejitos? Y lo peor (y en eso me incluyo) al morderte los pellejitos para intentar quitártelos acabas sangrando y sufriendo con la herida y el frío. Pues eso ya se acabó! Os traigo una serie de consejos para acabar con los molestos labios cortados! (en verano también, que aunque haga calor también nos pasa).

Lo primero de todo es deshacersCacaos e hidratantes con colore de los molestos pellejitos, para ello lo primero que tenemos que hacer es exfoliar los labios. A día de hoy tenemos en el mercado millones y millones de exfoliantes, yo me quedo con los de Lush peeeero como no siempre nos podemos permitir un exfoliante tan maravillosamente caro como los de esta marca siempre nos quedan las opciones caseras:

  • Exfoliar los labios con azúcar: el proceso es símple, hay que coger azúcar, humedecer un poco los labios y aplicar suavemente, la ventaja de todo esto es que luego te lo puedes comer ñam!!
  • Exfoliar con cepillo de dientes: sí, habéis leído bien! En el caso de que exfoliar con azúcar no os convenza mucho siempre podréis usar vuestro cepillo de dientes húmedo y frotar suavemente para eliminar todos esos pellejitos indeseados.

La exfoliación debería hacerse recomendablemente de 2 a 3 veces por semana, según las necesidades de cada uno. Y una vez que hemos exfoliado toca hidratar! Para que todo vaya bien y evitar que se nos corten los labios hay que hidratar, a mí me gusta darme cacao dos veces al día: una vez por la mañana y otra antes de irme a acostar, aunque siempre llevo un cacao a mano en el bolso.

En cuanto a hidratar, antes usaba la típica vaselina gal perfumada, pero tenía que aplicarme constantemente porque no me duraba mucho. Después de probar los cacaos de Sierra Bees de iHerb quedé encantada y no quise más! Para las que no conozcáis la marca o la página web, tranquilas dentro de poco me llegará un pedido y ahí explicaré más en detalle.

Pero de Sierra Bees os diré que sus cacaos son 100% ecológicos y libres de crueldad animal, hidratan muchísimo en general y podéis comprar un pack de 8 cacaos por 4’60 € si no recuerdo mal, en la foto veis el cacao del bote verde, que es de Tamanu y Té Verde. Cada cacao tiene un olor distinto y lo dicho, hidratan una pasada! a mí me encantan. Como alternativa también me gustan los cacaos/vaselinas de farmacia como los de Nutrabalm (el tarrito que podéis ver), que te reparan en profundidad y te dejan un fresquito muy agradable en los labios.

Pero, ¿qué pasa con todas aquellas que queréis tener los labios con color en invierno? Tranquilas, también hay solución! Volviendo a Sierra Bees, recientemente han sacado unos cacaos con color maravillosos! Son 4 labiales en cuatro tonos: Nude, Rosa, Malva y Rojo (el cacao rojo con la abeja monísima de la foto)…tienen un color muy sutil y te dejan los labios hidratados, además huelen a limón! También aconsejo los de la gama Baby Lips de Maybelline, que más de lo mismo…te hidratan y te dejan un color muy sutil y bonito y cómo podría olvidarme de Carmex! Una marca de cacaos que hidratan un montón y además tiene su vaselina con color, la lástima es que sólo tiene un tono (lo tenéis en la foto).

Como últimas opciones, y si queréis un color más fuerte, os recomendaría los labiales fijos, el truco está en aplicar el labial, esperar a que se seque y una vez seco aplicar cacao encima que el labial no se moverá y los labios no se agrietarán. Un truco que me gusta mucho a mí es aplicar el cacao y con un lápiz de labios colorear el centro, y ahí repartir todo bien, el tono que os quede dependerá de si os aplicáis el lápiz dos o más veces (la intensidad que más os guste, vaya). Y por último, pero no más importante os aconsejo utilizar algún labial cremoso como los de Rimmel, Kiko y Mac (aunque este no sea tan asequible como las dos primeras marcas).

Espero que os haya servido este post y que volváis pronto!

Un beso! (=