Melted de Too Faced y They’re Real de Benefit

img_20170228_212619237Bueeenos días y bienvenidos una semana más al blog!! Hoy os traigo dos productos que me han EN-CAN-TA-DO y que tenía muchísimas muchísimas ganas de probar, seguramente habréis oído hablar de ellos ya que son de los más conocidos…y como ya me he animado a probarlos pues aquí os dejo mis opiniones al respecto. ¿Empezamos?

Bueno, pues el primer producto del que os voy a hablar es el labial líquido Melted de Too Faced, este en concreto es el tono Chihuahua…un tono nude subido que, para mi color de labio es perfecto ya que al tener el labio muy pigmentado otros nudes me matan el color y parezco la novia cadáver. Tiene el packaging de plástico y un aplicador de esponja del que he oído, y leído, bastantes cosas al respecto…para mí es bastante cómodo a la hora de aplicar, lo que he notado es que bastante producto se queda en la esponja y, en caso de que lo fuese a utilizar otra persona, no es el mejor aplicador (más que nada por higiene) peeero como lo uso solamente yo en este caso no tengo problema.

En el envase vienen 12 gr. de producto y cuesta 21 €, tengo que deciros que estuve dudando img_20170228_212650238entre probar éste o los Melted mate…pero a la hora de swatchearlo en mi mano comprobé que los mates resecan bastante y hace que se marquen más los pliegues, y en este caso los poros de mi mano; por otra parte, los Melted normales y corrientes dejan un efecto jugoso y de gloss manteniendo los labios hidratados, no son fijos por lo que transfieren peeeero con el paso del tiempo se van quitando de los labios poco a poco, como si el producto se difuminara. Diría que tienen una duración media/larga yyy son muuuuy pigmentados, ha sido una buena compra.

Pasamos a las pestañas!! Los que me seguís de hace tiempo sabéis de mi experiencia traumática con el Lash Sensational de Maybelline, así que después de la experiencia decidí que iba a ser más cuidadosa a la hora de probar un rimmel. Y aquí está la solución: They’re Real de Benefit, lo primero que me gustó es que tienen minitallas…lo que viene muy bien a la hora de probar un producto y, en caso de que no nos guste o nos de alergia, no gastar más dinero del necesario por un producto que no vamos a volver a usar.

Por otra parte también me decidí por la minitalla ya que de diario no me suelo echar rimmel. Pero vamos a lo que vamos!! En la minitalla vienen 4 gr. de producto y me costó 8 € en rebajas…nada mal. El packaging como podéis ver en la imagen es muuuuy muuuy mono, y aunque parezca una tontería me gusta mucho que el tapón al cerrarse haga un “clic”, así no corremos el riesgo de cerrar mal el bote y que se nos seque el producto.

En cuanto a los resultados: me gusta mucho como me deja las pestañas…las alarga una barbaridad y las deja muy negras y muy naturales, no deja grumos y es fácil de retirar; tampoco me ha hecho reacción ninguna ni hace que me piquen los ojos (bieeen!) Eso sí, rizar lo que se dice rizar…meh! Quizás no note la diferencia porque mis pestañas de por sí son rizadas…pero en mi caso no he visto diferencia, sí que las alarga una barbaridad, estoy muy contenta con la compra!! Ah, se me olvidaba! El gupillón (creo que se escribe así XD ) no tiene ninguna curvatura, es de plástico, recto y con púas rectas…no tiene nada en especial.

Y creo que eso ha sido todo por hoy! ¿Habéis probado alguno de estos productos? Por si no lo habéis hecho, espero que os sirvan mis impresiones y os animéis a probarlos 😉 Nos vemos muy muy pronto!!

Un beso!! (=

 

Anuncios

Decepciones III: Lash Sensational de Maybelline y Lápiz de Cejas Deliplús

Buenos días y bienvenidos una semana más al blog!! Esta semana os traigo una reseña no tan buena como os tengo acostumbrados…pooorque no todo iba a ser de color de rosa (aunque podría) llegan de nuevo las decepciones!! Empezamos!!

img_20160920_213500473178Bueno, pues aquí están…como podéis ver son solo dos productos los que me han decepcionado esta vez, así que seré rápida y concisa.

Empezaré por el Lash Sensational Waterproof de Maybelline: para los que me sigáis desde hace tiempo sabréis que cuando compré esta máscara de pestañas estaba enamoradísima de ella por el cepillo maravilloso que tiene (punto para el rimmel), porque me hace unas pestañas super largas y definidas a la par que naturales (ooootro punto para el rimmel), porque ya podía caerte la lagrimilla del frío frío invierno (y la de las pelis sensiiibles, y del ataque de risa…) que ahí aguantaba sin acabar con los famosos ojos de mapache/panda/bicho con ojos negros (otro punto más para el rimmel!)

Hasta ahí todo perfecto y maravilloso! Sin embargo, al mes de tener el rimmel empecé a notar que al aplicármelo al rato de secarse notaba molestias en el ojo: lo notaba demasiado seco y me empezaba a picar como si tuviese conjuntivitis. Al principio pensé que era porque soy de naturaleza torpe y se me había caído algo de producto en el ojo…pero nada que ver. También empecé a notar que me resecaba bastante las pestañas y eso incluido al picor constante aplicado, y tras haberme desmaquillado bien incluso días después de ponérmelas pues me hizo darme cuenta que mi torpeza no tenía nada que ver en el asunto.

Así que ahí decidí que mi salud ocular es mil veces más importante como para usar esta máscara de pestañas, que por cierto tiene 6 meses de caducidad una vez abierto pero al empezar mis problemas noté que la máscara cada vez olía más a químico (y sí, mientras estoy escribiendo esto me están picando los ojos de acordarme T.T ) No sé si a alguien le habrá pasado lo mismo que a mí con la versión waterproof (este producto) o no, pero la verdad es que he estado…incómoda con ella. Sí que es cierto que la versión normal de este rimmel tiene muy buenas críticas pero creo que después de todo esto me limitaré a dejar pasar tanto la versión normal como la waterproof, y tirarlo a la basura porque mis ojos me lo agradecerán.

IMG_20160920_213526[473177].jpgEl segundo producto es el Lápiz delineador de cejas de Deliplús que podéis ver junto al rimmel en la foto. Tengo que deciros que este es una media decepción: cuando llegué al Mercadona de mi barrio pude ver que en el stand de los lápices había muchos pero todos del mismo color (este color), no sé si hay más tonos (me extraña que no haya) y si los había debían de estar super mega ultra agotadísimos de la muerte. No importa, pensé, el color del packaging es lo suficientemente oscuro como para mí…ERROR!! También tengo que deciros que no había tester del producto, y como vi todos los lápices del mismo tono pues lo cogí y listo. ¿Véis el color del packaging y el original en el swatch de arriba? Pues de eso mismo os hablaba…yo que tengo las cejas muy muy oscuras casi negras, cuando me lo puse parecía que tenía un añadido capilar de una castaña oscura…se veía a la legua dónde me lo había aplicado.

Como parte positiva tengo que deciros que es un lápiz muy cremoso, que aguanta muy muy bien (para mi desgracia cejil de aquel día XD) y que si lo mantenéis afilado tiene trazos muy finos y precisos. Como punto positivo también está su cepillo de cejas que es una ma ra vi lla!!! Y por eso me lo quedo, ya encontraré otro uso para el lápiz. No sé si habrá más tono…os lo vuelvo a decir: dudo muchísimo que no haya más (aunque que no ponga ni el número del lápiz, sólo la palabra marrón…) y si fuera así hago un llamamiento a los señores del Mercadona si me están leyendo para que creen tonos entre el marrón y el negro (si lo hay) porque corro el riesgo de parecer una persona con cejas multicolores por una parte, o Shin Chan hecha mujer (que el negro me sienta divino…pero no en mis cejas). Y amplío el llamamiento a otros tonos de cejas entre el rubio y el marrón!!

Y estas han sido mis dos decepciones, y espero que lo sean para lo que queda del año, espero que os haya gustado este post, que os haya servido de ayuda si estáis en una situación similar…y si no pues que hayáis pasado un buen rato leyendo 😉

Nos vemos muy muy pronto!

Un beso! (=