Lisboa en 3 días

Bienvenidos una semana más a este pequeño blog!! Esta semana me gustaría inaugurar una sección nueva dedicada a viajes de todo tipo y con mis experiencias, recomendaciones, etc. Es una sección que he decidido abrir porque me gusta todo lo que conlleva…sin embargo creo que dado mi escaso presupuesto no la podré actualizar tanto como me gustaría, de todos modos aquí empezamos!!

Bueno, me gustaría inaugurar esta sección con una ciudad de la que no esperaba mucho pero que en muy poco tiempo me ha EN CAN TA DO!! Y no sólo por la ciudad (que es preciosa), sino por su gente, la cultura que he conocido y un estilo de vida, que aunque es muuuy parecido al español, sí que es más relajado y tranquilo.

Qué visitar

Bueno, como podréis adivinar por el título mi estancia en Lisboa fue corta, así que decidí aprovechar al máximo estos tres días y visitar lo más representativo: el Casco Histórico, el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem y la zona de la Expo. Lisboa 98 (la parte más nueva de la ciudad)

El primer día lo dediqué exclusivamente a visitar el Casco Histórico y, para los que no conozcáis Lisboa os puedo decir que se la llama la Ciudad de las Siete Colinas (tiembla Roma!! Te ha salido una competidora peninsular muajajaja!!) así que preparaos para subir y bajar cuestas, además las aceras lisboetas no están alisadas sino que se limitan a cubrir el terreno natural con socavones y mini colinas…y por todo esto os recomiendo llevar un calzado cómodo sí o sí, y olvidaos de los tacones (se aceptan cuñas 😉 )

fotoblog1.JPG

Detalle Lisboa desde el Bairro Alto

También os recomiendo para que no perdáis ni un detalle de su historia, sus anécdotas y sus lugares más representativos, que hagáis un tour con guía porque merece la pena y aprenderéis muchísimo más sobre la ciudad y su historia que si lo visitáis por cuenta propia. Tenéis miles de opciones: tour gratuitos, de pago, de misterio…vamos, todo tipo de tour para vuestros gustos.

 

fotoblog5.jpg

Elevador de Sta. Justa

Tenéis varias opciones para subir al Barrio Alto o Bairro Alto donde encontraréis miradores y vistas maravillosas como las de la foto. Una de las maneras es andando, las zonas históricas no están lejos entre sí…lo que os recomiendo es que tengáis muy claro dónde queréis ir, para evitaros un subir y bajar continuo (con su consecuente cansancio). También podéis usar los funiculares, los tranvías o el Elevador de Santa Justa (también de pago con la tarjeta Viva Viagem/ 7 Colinas)

¿Cuáles son los inconvenientes de este tipo de transporte? Lo primero es que están masificados por turistas, sobre todo los tranvías 15 y 28 ya que son los que tienen su recorrido por los puntos más turísticos de Lisboa. Lo segundo, y como consecuencia de lo que os he dicho antes, que esos medios de transporte están frecuentados por carteristas que aprovechan la masificación para meter la mano donde no deben…y siendo turistas en un país que no es el nuestro pueden llevarse cosas fundamentales para nuestra vuelta a casa. Y lo tercero es el tiempo, como está tan llenísimo de gente os tocará esperar un buen rato y dejar pasar dos o más tranvías/funiculares porque irán llenos.

fotoblog2.JPGTambién os recomiendo visitar el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belem; esos dos monumentos están en el barrio de Belem, bastante lejos del centro. Para llegar hasta allí os recomiendo que cojáis el autobús (o autocarro) 727, que podéis cogerlo cerca de la plaza del Marqués de Pombal y os deja justo en la puerta del Monasterio. En teoría la entrada al monasterio es gratuita los domingos…pero cuando fui en domingo resultó no ser así; la entrada general son 10 € y la combinada del Monasterio + Torre de Belem 12 €, si enseñáis el carnet joven o el carnet de estudiante os harán una rebaja (el pase del monasterio se me quedó en 5 lereles 😉 )

fotoblog3Para llegar desde el Monasterio hasta la Torre de Belem podéis ir andando tranquilamente por el Paseo Marítimo y la encontraréis muy fácilmente; de paso, mientras lo recorréis todo, podéis visitar el Monumento de los Descubrimientos (actualmente en obras de restauración) y ver desde vuestro lado del Tajo el Puente del 25 de Abril y el Cristo Redentor (al otro lado del Tajo, cerca del puente)

fotoblog4.jpgLa zona de la Expo 98 es la más nueva de Lisboa, actualmente es un paseo marítimo donde la gente pasea, hace deporte y cuenta con bastantes restaurantes donde comer. Detrás encontramos la Estación de Oriente y una gran zona financiera, con un centro comercial y edificios modernos. También cuenta con el Oceanario: el segundo acuario más grande de Europa por detrás del L’Oceanográfic de Valencia…sinceramente por el precio que tiene (17€/entrada) me esperaba más de todo (fauna, tanques, tamaño de las instalaciones…) y salí bastante decepcionada de allí. Personalmente me pareció mejor el Oceanográfic de Valencia. Quizás os merecería más la pena visitar Sintra (pueblecito cercano, se organizan excursiones desde Lisboa), aunque lo cierto es que para un ratito libre que tengáis podéis pasaros y relajaros por el paseo marítimo de la Expo 😉

Transporte

Tengo que deciros que la mayor parte del viaje me dediqué a andar, andar y andar…pero ¿cómo llegaste a la zona más nueva de Lisboa? ¿Y a Belem? Fácil! Utilicé el metro y el autobús 727, del que os he hablado un poco antes. También comentaros que desde el aeropuerto hasta mi hotel utilicé el Aerobus: un autobús que te recoge en el aeropuerto y te deja en la zona más cercana a tu hotel, por 3’50 € podéis adquirir un ticket en el mismo autobús que te dura 24 horas y con el que puedes utilizar las dos líneas de este autobús y Carris (autobús, metro y ferry) durante ese tiempo, que empieza a contar desde que picas con él la primera vez, así que con el ticket 24 horas del Aerobus ya tenéis solucionado el transporte, en los transportes que os he dicho, durante un día entero. Por cierto! El conductor del bus os preguntará al comprar el ticket dónde vais…eso es porque al llegar a vuestra parada os avisará por megafonía para que no nos perdamos (estos portugueses…que majos que son, verdad?)

fotoblog6.jpgOtra opción para moveros por Lisboa largas distancias, o para ir de vuestro hotel hasta el aeropuerto (el aerobus puede tardar muchísimo, creedme…lo he comprobado) es comprar una tarjeta 7 Colinas o Viva Viagem (que son lo mismo, solo que con distinto nombre y color). Aunque sea de cartón no os asustéis…funcionan igual que las tarjetas de abono transporte de España. ¿Cómo la consigo? Lo más fácil es ir a cualquier estación de metro y cogerla en una de las máquinas (el menú de las máquinas también está con la opción de español), os costará 0’50 € vacía…por lo que tendréis que cargarla de dinero seleccionando el tipo de billete que queráis. Tenéis 3 opciones: billete sencillo (válido durante 1 hora), diario (válido durante 24 horas) y zapping.

Si estáis de paso y queréis dejaros de líos vuestra mejor opción es el billete zapping, ya que las otras dos opciones desde el momento que las uses si por ejemplo lo usas en metro ese billete sólo podrás usarlo para metro, si quieres montar en autobús deberás sacar otra tarjeta únicamente para el autobús. Por eso mismo os recomiendo la opción Zapping, ya que nos permite usar metro y Carris indistintamente con una sola tarjeta sin fecha de caducidad, ya que esta opción te permite cargar la tarjeta con la cantidad de dinero que quieras (mínimo 3 euros y máximo 40). Pero yo ya me voy de Lisboa y tengo dinero en la tarjeta, ¿cómo lo saco? Sencillo! Sólo tienes que acercarte a la taquilla de metro más cercana, decirle al taquillero que tienes dinero en la tarjeta y él te devolverá el dinero ingresado y los cincuenta céntimos de la tarjeta, que se quedará él. Si os quedáis con la tarjeta como recuerdo os informo de que tiene una validez de un año y podéis recargar de nuevo la opción de billete que más queráis.

Qué comer

Si habéis decidido pasaros por Lisboa unos cuantos días, como yo, nunca está de más envasar al vacío jamón, lomo…lo que más os apetezca y tenerlo a mano (en mi caso no estaba en una zona muy barata y lo cierto es que fue una muy buena opción), también están las típicas cadenas de comida rápida: Burguer King, McDonalds, Telepizza, Domino’s…que en un momento de apuro nos pueden salvar.

Sin embargo, si lo que queréis comer algo tradicional y a buen precio os recomiendo el restaurante de la Casa das Bifanas, un restaurante/bar típico portugués céntrico donde te sirven bifanas, pregos (similar a un bocata con tiras de cerdo adobado o ternera en caso del prego con salsa un poco picante) y francesinhas (digamos que es el sándwich mixto a la portuguesa) además de platos combinados.

Advertencia!!! Os pondrán picoteo mientras estáis pidiendo hasta que llegue la comida: olivas, patés de sardina y perdiz…en este caso si os lo coméis os lo cobrarán, no es como el caso de España, que ponemos tapas para ir picando con la bebida o sin más. Tened mucho cuidado con eso si no queréis pagar de más o si vais con el presupuesto justo.

Si estáis por la zona de la Expo encontraréis buffets de comida portuguesa por la zona a muy buen precio (11€/persona) y con mucha variedad: desde carne a la brasa, pasando por el famoso bacalhau y terminando con una mezcla de comida brasilera como el arroz con habichuelas y su salsa.

P.D Siento no tener fotos de la comida…pero después de andar, el hambre aprieta y no hay tiempo de tirar fotos XD

En fin! Y esto ha sido todo lo que os puedo contar de estos tres días lisboetas; podría contaros más pero no quiero extenderme más de lo que ya me extendí. Espero que os haya servido de mucha utilidad y que os haya gustado leerlo tanto como a mí me gustó la experiencia de descubrir un nuevo país y una nueva ciudad. Nos vemos muy muy pronto!!

Un beso! (=

Anuncios